¿HABLAMOS DEL TALENTO?

Hoy me gustaría compartir un poquito de este proceso de aprendizaje en el que me he metido, y del que casi, no puedo parar porque ya os dije ¡que engancha! 

Esta semana estoy haciendo un reto diario relacionado con el miedo a conseguir lo que queremos y los obstáculos que van apareciendo cuando te enfrentas a cualquier cosa. Esto es algo muy interesante y muy común. Todos estamos en esta situación cada vez que queremos conseguir algo nuevo. Por eso, me parece muy bueno trabajarnos esta parte.

Voy a ello y como siempre, lo cuento a título personal, tal y como estoy viviendo yo la experiencia. Con esto quiero decir, que cuento y comparto lo que hago y los pasos que voy dando para llegar a lo que me apetece conseguir. Sin ningún tipo de expertise sobre nada, sólo experiencia.

Resulta que haciendo este reto relacionado con los obstáculos que me están apareciendo para acercarme a mis objetivos , -se me han ido apareciendo pensamientos concretos y muy útiles por el camino-

Me explico: en mi caso llevo mucho tiempo “algo” frustrada con qué rumbo tomar profesionalmente hablando. Conocer aquella parte talentosa que todos tenemos y así poderla compartir con el resto, ése es mi gran objetivo. Y por supuesto, convertirla en el timón de todo lo que haga en mi día a día, en mi desarrollo personal y sin duda, en el profesional.

Por supuesto que sé cuales son las cosas que me mueven, en las que brillo y en las que puedo ayudar a los demás, pero a veces , y sobre todo cuando llevas muuucho tiempo dedicándote a algo, -se te olvida lo básico- Y algo tan imprescindible como la gestión del talento, pasa a un segundo plano sin haber sido muy consciente…

Parece algo fácil ¿verdad? Pero seguro que hay mucha gente que se siente así. De hecho, conozco a mucha gente que está en esa misma situación. Bueno, pues para quien lo haya estado o se sienta así, como yo tantas veces, ha de saber que ¡¡ estamos de enhorabuena !!

Estamos de enhorabuena porque significa que se ha abierto en nuestra cabecita una ventana de necesidad de romper con lo que hacemos, con buscar el cambio, con buscar lo nuevo, con no conformarse… en definitiva, de reinventarse. Y esto solo puede traer algo bueno.

Volviendo al tema de los obstáculos y para ser concretos, me viene pasando que a veces, no alcanzo a la primera ese objetivo que quiero. Y no lo alcanzo, y aquí viene lo bueno…

 ^ porque para poder alcanzarlo necesito formarme y pulirme para convertirme en esa persona que quiere conseguir esa meta ^

 Es decir, para poder conseguir nuestros objetivos necesitamos crecer mentalmente para estar preparados a recibirlos. Porque de otra forma, lo perderíamos. Lo dejaríamos ir. Y esto tiene mucho sentido si lo pensamos mas a fondo. No hace falta tener mucha psicología para comprobar que es así. Os invito a que echemos todos un vistazo a los logros que vamos adquiriendo, y veamos que para cada uno de ellos, hemos tenido que recibir la preparación necesaria para conseguirlos. Por eso para mi, trabajar la mentalidad es prácticamente un todo para llegar a mis metas.

No sé vosotros, pero un claro ejemplo bastante popular en relación a esta parte de convertirte en la persona que quieres, es el caso de aquellos que les toca la lotería , pero no poca cantidad… Me refiero a los que les toca un buen pico, y al cabo de escasos años o incluso menos, están en la ruina.

Pues resulta que lo que se esconde tras esto y explicaría esta parte, es que efectivamente puedes hacerte rico de un día para otro, pero -si no estas preparado para asumir esa nueva vida con ese dinero, si no estas preparado mentalmente para gestionarte bien lo que se te presenta de nuevo ; o más importante, si no estas preparado emocionalmente para convertirte en esa persona nueva rica, lo que ocurre es que efectivamente estas abocado al fracaso.-

La  mentalidad y el trabajo interior es necesario para cualquier cosa que se nos presenta.
Esa es la clave para poder estar donde quieres estar y alcanzar tus próximas metas. Y como os digo, yo estoy trabajando en ello, y por tanto no soy ninguna experta. Pero no hay mayor bagaje que la propia experiencia, y os puedo asegurar en mis carnes, que hablo en nombre de ella.

¿Cómo véis vosotros el tema del talento? ¿Os pasan experiencias parecidas ? Cualquier cosa que os apetezca comentar sobre el tema, hacerlo sin remilgos. Deja un comentario con lo que quieras aportar. Estaré encantada de leerlo.

¡¡ Feliz comienzo de verano !!

Let

POR SI OS PARECE ÚTIL…algo para recomendar.

Hoy me gustaría dejar por aquí, cosas que pudieran ser útiles para alguien o quizá, para muchos. ¡Eso sería estupendo!

Son experiencias que a mi me sirven y que estoy segura, que la gran mayoría ya practicáis y conocéis.

Los centros de Brahma kumaris www.brahmakumaris.org son espacios abiertos a todo el mundo que le interese formarse y aprender sobre pensamiento positivo, desarrollo personal y sobre todo, el lugar perfecto para entender y conocerte más a través de la meditación.

” When i bring spirituality into my thoughts and actions, positive qualities begin to shine with deep intensity “

Hay muchísimos centros por todo el mundo en más de 120 países, así que es muy probable que igual os suene o los conozcáis . Para los que no, y os apetezca probar o seguir en contacto con este tipo de actividades. ¡Son geniales!. Y lo son porque los seminarios y cursos además de ser gratuitos y por tanto, accesible para todos, te permiten conocer a mucha gente nueva que comparte experiencias de sus vidas, de sus rutinas contigo y eso, me parece un gran regalo-

Poco a poco, vas conociéndote tu también un poco mejor porque en los talleres que se imparten allí, se habla de cosas cotidianas como las relaciones, el amor, la libertad y al final, es como un tipo de terapia genial que sin darte casi ni cuenta, ese feedback que tienes de los demás te ayuda a afrontar tus propios retos y metas de tu vida mejor. Para mi, es como una especie de master class de conocimiento e incluso, de superación 

En los centros de Brahma Kumaris es habitual encontrar salas de meditación a las que puedes acceder a casi cualquier hora del día. Entras y simplemente… te relajas, respiras y te envuelves del ambiente y del lugar donde estés. En el centro al que suelo ir, además hay 3 sesiones de meditaciones guiadas de media hora cada una diariamente, a las que puedes apuntarte si te apetece y probar la experiencia.

Allí te invitan a entrar en una sala como las que aparecen en las fotos más abajo, y te ponen música de la muy, muy relajante, y así comienzas, simplemente a eso… a relajarte y a respirar poco a poco hasta que consigas únicamente estar en ése momento presente y disfrutar ¡Nada más!

Mi experiencia en estos sitios es que además como son espacios abiertos a la confianza y al respeto, la gente siempre te regala algo nuevo en ese día, que te llevas para ti, y te permite conocer otros puntos de vista o formas de ver la vida que luego tú, y siempre que te apetezca, puedes hacerlos tuyos y aprender un poquito más.

En definitiva, me parece una pasada que existan sitios así. Así que, si tenéis oportunidad de ir a alguno de los muchos centros que tienen, dejaros caer y echarle un vistazo con ojos de quien quiere aprender a conocerse.

Y cuando lo hagáis, daros las gracias por atreveros, porque conocerse es algo tan valiente como  satisfactorio.

Feliz día,

Let

PARA COMPARTIR

Quisiera comentar y compartir por aquí una de las experiencias, para mi muy chulas en las que me he metido, y que a pesar del poco conocimiento que tenía sobre ello, me está encantado. Estoy hablando de un tipo de yoga de nombre “Raya Yoga” y que me gustaría dedicarle esta entrada para aquellos que no lo conozcáis y os apetezca probar la experiencia.

Por lo visto, el nombre de Raja Yoga nos comentaron que es el Yoga madre de todos los demás. Raja viene a significar Real, es decir, rey, maestro, vida… cada uno pienso, que puede ponerle el nombre que más sentido tenga para el, eso es lo de menos. Lo que comentaron en la primera clase de conceptos básicos es el papel de nuestro ser más espiritual, de nuestro alma, de nuestra parte más pura. Y sé que a veces o en alguna ocasión , no nos sentimos demasiado cómodos con estos conceptos, simple y llanamente, porque suelen ser bastante desconocidos.

Como conceptos básicos destaco que este yoga, que por cierto, nada tiene que ver con los otros yogas que ponen más el enfoque en hacer varias posturas (aunque obviamente también tienen su parte de meditación), habla más bien, de la conexión con esa parte espiritual que tenemos, y a veces, como es mi caso…olvidamos. Habla de alimentar esa pureza a través de la meditación y del disfrute, y en definitiva : del ser consciente y estar presente.

Pero es muy habitual estar en contacto solo con esta parte física, con el hacia fuera, con lo material , con lo que en definitiva siempre cambia. Y por tanto, se nos hace difícil en ocasiones volver a ” conectarnos “.

” Somos seres espirituales viviendo y experimentando una vida material “

Curiosamente ,tenemos el foco puesto demasiado en las cosas externas, que si bien son importantes, son variables. El trabajo, la familia, la edad ,tu estilo de vida, etc…son cosas que generalmente nos definen. Pero esas cosas, no soy yo únicamente (en mi caso, claro)  si no se complementan con lo que de verdad permanece. Lo que de verdad es el soporte para que todo lo demás funcione.

¿Y como se alimenta esa parte de nuestro yo tan pura y que todos, absolutamente todos poseemos?

Invirtiendo en nosotros igual que invertimos en hacer crecer nuestros ahorros. Pero en este caso, a través de : la felicidad, la pureza, el amor, la gratitud y la abundancia. Si llevamos nuestra vida enfocándonos en ellas, nuestro sentido de vivir y de disfrutar, tendrá justamente, sentido.

Escrito por un ángel anónimo de tantos que te encuentras por la vida.

Estas son las cosas en las que hizo hincapié  la profe de la clase a la que fui, como os digo, de raja yoga. Clase que me dejo maravillada por la forma que tuvo de explicarlo todo. Me pareció que tienen un sentido tan brutal. Y aunque ¡Claro! By the way…También ayudó a que recibiera el mensaje tan fácilmente, el hecho de que la mujer que nos hablaba fuera pura claridad y paz. Transmitía a través de lo que contaba realmente una sensación de tranquilidad y serenidad, que para mí en muchas ocasiones las quisiera.

> Que importante es el mensaje que se cuenta, pero cuanto o más, es la manera de contarlo >

Ella lo hizo así. Lo explico con el mayor convencimiento que os podéis imaginar sobre lo que decía. y volviendo al tema, Y aunque pueda parecer obvio, creo que se nos olvida y cuando alguien te lo vuelve a contar, es como un…

” ¡ES VERDAD! claramente siempre fue así, pero mi atención muchas veces, no está en eso”

Vivimos en el cambio constante, en el no parar, en la multitarea de cojo una llamada a la vez de que pelo una patata y echo un ojo a ver como va la lavadora…lo que mantiene a nuestra mente a mil. Tanto es así, que hemos adoptado ese estado como el natural. Cuando resulta que lo natural ¡¡es todo lo contrario!!. Encontrar ese espacio de serenidad o paz, es súper necesario.

A través de la meditación podemos volver a conectarnos y descansar de tantiiiisiiimos pensamientos del no parar y muchos futuros que tenemos a lo largo del día, que nos separan de vivir lo presente. La meditación nos ayuda a decir – ¡alto! Voy a descansar un rato – porque igual que cuidamos de nuestro pelo, nuestro cuerpo , la alimentación,  y otras mil más…deberíamos alimentar esa parte más profunda y que a la vez, es el timón de todo.

Así que, después de tener todos los roles que tenemos a lo largo del día: me levanto y tengo el rol de madre, cojo el bus y tengo el rol de pasajero, voy al trabajo y me pongo el traje  para hacer mi papel de contable (por ejemplo), voy a comprar y llevo el rol de comprador y así hasta que nos acostamos y dormimos, y hasta el día siguiente.

Son tantiiiisiiiimos los roles que llevamos en nuestra vida, que pararse a lo largo del día, aunque sean 10 minutos para desconectar, meditar, respirar conscientemente … es lo que marcará la diferencia para seguir viviendo con plena satisfacción y siendo un pelin más conscientes de todo lo que nos rodea.

No es obligatorio y sé que puede dar pereza ( a mi me la da aunque lo practique) pero tras toda la ciencia que hay detrás de esto relacionada con los beneficios de la meditación, pienso…vale la pena probarlo tantas veces como sea necesario.

Cuidemos nosotros de nosotros mismos porque esa, es nuestra responsabilidad también. Responsabilidad casi más importante, que los roles que tenemos en nuestro día.

Feliz día,

Let